suscribirse: Temas | Comentarios

Inmersos en la aldea global, ¿cómo salir triunfantes?

2 comentarios

René Fernández Montt

Director Ejecutivo y Miembro Fundador de Democracia Activa.

La aldea global es un término asociado al filósofo canadiense Marshall McLuhan. Con este concepto se intenta describir las consecuencias socioculturales de la comunicación inmediata y mundial de todo tipo de información que posibilitan y estimulan los medios electrónicos de comunicación. El alto grado de información existente sobre una infinidad de temáticas, revive las condiciones de vida de una pequeña aldea, es decir: “percibimos como cotidianos hechos y personas que tal vez sean muy distantes en el espacio o incluso en el tiempo, y olvidamos que esa información es parcial y fue elegida entre muchísima otra.”

Así, probablemente Twitter sea una de las fuentes más rápidas de información, pues para ello, basta con recordar lo sucedido el 27 de febrero en Chile, con el colapso de las líneas telefónicas. Ahora, quien tuvo acceso a internet, pudo enterarse mejor que quien tuvo teléfono probablemente, ya que incluso los mensajes de texto fallaron.

Es posible aceptar que se requiere rapidez en contextos de catástrofes, pero ¿en otros contextos también? ¿Se requiere rapidez en la empresa? Una máxima del decálogo de Carlos Slim pareciera indicar que sí: “…Fomentar en la organización la flexibilidad y rapidez en la toma de decisiones….” Por otro lado, si de Bill Gates se trata, también acuñó una frase al respecto: “…Deshazte de la burocracia en el interior de tu negocio. Erradica esos procesos innecesarios e incentiva todas las acciones que promuevan la comunicación….”

Pensar más rápido que el resto pareciera ser la diferencia. No obstante ello, el estar inmersos en la rutina dificulta el pensar. Hace un tiempo, dediqué 2 horas en una reunión de cumpleaños a explicar a un amigo la forma de acceder en mejores condiciones al financiamiento hipotecario y obtener el mejor valor cuota. Días después le consulté qué decisión había tomado y me comentó “lo más fácil, coticé en mi banco y solicité el crédito ahí”. Indignante, no sólo por el tiempo que me hizo perder, sino que también por el criterio empleado. En este caso, ¿más rápido es mejor?

En contextos de la crisis subprime, el Fondo A sufrió una pérdida de 40%, es decir, alguien que llevaba 20años trabajando, -en un cálculo muy simplista-, había perdido 8 años de imposiciones. Impartí una charla luego de hablar y escribir demasiado sobre el tema y me contactó un asistente con un gran número de consultas. Mi tesis planteaba que era necesario cambiarse al Fondo E lo antes posible. Después de un tiempo, esta persona me comenta que finalmente no se cambió, pues tuvo mucho trabajo.

Es decir, ¡no tuvo unos minutos para salvar 8 años de imposiciones pero sí bastantes para escribirme sus consultas! Otra vez el mismo criterio erróneo. Hay que tener cuidado en no caer en la rutina, sobre todo cuando conlleva consecuencias tan nefastas. Una frase muy inteligente que escuché por primera vez hace algunos días es: “rutina es el hábito de renunciar a pensar.”

Con tanta información existente hoy en día, debemos desarrollar la capacidad de atender lo importante. No por hacer muchas cosas lo estamos haciendo excelente. La rapidez no es lo único, un mal chiste, pero bastante explicativo al respecto es el siguiente:

“…La profesora le pregunta a Jaimito: Jaimito, dígame rápidamente cuánto es 5+8.
Jaimito le contesta 23, la profesora le dice, indignada: ¿cómo es posible que no sepas? ¡Son 13! ¡Qué niño más ignorante!  Y Jaimito le responde: ¡Usted me pidió rapidez, no precisión!”

Hoy en día, todos estamos expuestos a actuar como Jaimito.

 

  1. fredy aguilar cardenas says:

    Me parecio super interesante el tema. Justamente estoy defendiendo esta posicion “tenemos que sercapacez de ver y tomar lo mas relevante” el que realicemos muchas cosas no significan que seamos buenos o sean buenas.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>