suscribirse: Temas | Comentarios

Modus operandi en los despidos de la Universidad de Santiago

0 comentarios

01

Es de absoluta relevancia señalar que tanto al autor de esta columna, como a un grupo relevante de personas, no les interesa hacer defensas corporativas, calificar los despidos cada vez que ocurren como injustos, más aún, se concuerda en lo obvio, es de toda lógica que un mal trabajador sea despedido, no obstante ello, el punto que deseamos recalcar es la forma y los procesos que deben seguirse para ello, es decir, respetando la dignidad del trabajador como prioridad.

Dicho lo anterior, podemos señalar que los despidos en la administración pública, ya han adquirido los peores ribetes de la administración privada. ¿Cuáles son esos? Los despidos sin argumentos y peor aún, sin indemnización, sólo amparados en lo que se denomina burdamente como “la pasada de cuentas.”

Así, una empresa privada eficiente o decente al menos,  despide, pero la gran diferencia con las malas prácticas desarrolladas en algunos estamentos públicos, es que entregan una retroalimentación periódica a los trabajadores, así como una indemnización al momento de despedir y poseen programas de outplacement.

Ahora, es importante recordar que este tipo de políticas de despido injustificado, poseen como hito toda la estrategia comunicacional del Candidato Piñera, en la que se intentaba convencer a funcionarios públicos que no se llevaría a cabo la “caza de brujas”, el tiempo y las acciones implementadas han permitido avalar la desconfianza y acrecentar las criticas.

El último capítulo de esta historia, tiene relación con los despidos que la semana pasada comenzaron a gestarse en la Universidad de Santiago de Chile, sí, la de los hijos de Enrique Kirberg y Víctor Jara.

Sin embargo, veamos con algo más de profundidad la situación en la USACH.

El último día antes de salir de vacaciones, el Rector Juan Zolezzi, buscando seguramente reducir el impacto de su decisión, informó la expulsión masiva de académicos de la Universidad de Santiago de Chile (aproximadamente un 20% de la planta de profesores de jornada completa). Lo anterior se entiende sólo como el primer paso de una restructuración institucional de una de las instituciones de educación superior más importantes del país.

El argumento principal para justificar dicha medida es realizar transformaciones en búsqueda de la calidad, pero de ser así, ¿no sería más sensato esperar un proceso de evaluación completo por parte de externos como se estaba llevando a cabo?  El no hacerlo, da sustento a quienes consideran que el motivo real sea compensar el déficit financiero, ascendente a una deuda de 44.800 millones de pesos, es decir, el 63% del patrimonio de la Universidad.

Existe claridad sobre la relevancia de una política de recursos humanos para el ingreso, permanencia, retiro y desvinculación de los diversos estamentos en la Universidad. Lo anterior, a la fecha, aún no ha acontecido. Más aún, se despide sin transparentar motivos y sin haber evaluado el desempeño de las autoridades superiores de la Universidad.

Los acontecimientos descritos interrumpen el proceso de implementación del sistema de Evaluación y Calificación del Desempeño Académico, basado en antecedentes curriculares, indicadores técnicos y evaluación del cumplimiento de compromisos básicos correspondientes a cada jerarquía.

No se puede reestructurar sólo basado en criterios colindantes a las vendettas contra los adversarios y los amigos de estos.

Si existiera transparencia en torno a los criterios técnicos utilizados para sustentar los despidos, no habría problema al menos de mi parte, en discutir sobre éstos, lo cual, evidentemente, generaría una discusión mucho más sana que la que hoy en día enfrentamos. Discutiríamos por ejemplo, de la falta de un proceso de outplacement, ante lo que probablemente Zolezzi respondería ¿Qué es eso?

René Fernández Montt

Socio Fundador de www.paisproactivo.cl

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>