suscribirse: Temas | Comentarios

¿Por qué prestar LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE LITIO?

0 comentarios

Por Cristóbal Villablanca y René Fernández Montt

La Revista Forbes en 2008 publicó un artículo titulado “La Arabia Saudita del Litio” en el que agrupaba los yacimientos de este valioso mineral no metálico, en un triángulo conformado por los salares de Atacama, Hombre Muerto en Argentina y Uyuni en Bolivia, los que en su en conjunto, representarían el 85% de las reservas mundiales.

El 2010 la producción mundial rondó las 130.000 toneladas métricas de carbonato de LITIO y se espera que para el año 2030 la demanda global alcance las 400.000, impulsada principalmente por su uso en todo tipo de baterías eléctricas.

Actualmente en Chile se produce más del 40% del total mundial de carbonato de LITIO, mediante las empresas SQM de capitales nacionales y SCL de capitales extranjeros mayoritariamente, y si bien este negocio no contempla las magnitudes estratosféricas del cobre, las inmejorables proyecciones del mercado, -entre 1999 y 2008, el precio promedio creció 222% -, exigen abrir un debate nacional, hasta el momento inexistente.

A diferencia del metal rojo, el Estado de Chile tiene a su disposición todas las reservas de LITIO que existen en el país y sólo arrienda las pertenencias mineras de CORFO a SQM y SCL para su explotación mediante contratos con un tope de producción determinado y aún no hay nada establecido que modifique este escenario.

La Comisión Chilena del Cobre, COCHILCO, en 2009 publicó el documento “Antecedentes para una Política Pública en Minerales Estratégicos: Litio”, En este se destaca la importancia de este recurso para el país, la necesidad de actualizar los cálculos de las reservas existentes (los salares de Pedernales, Punta Negra, Maricunga, Incahuasi y Aguas Calientes cuentan con reservas poco estudiadas) y también se menciona la legislación vigente que protege al LITIO como recurso “no concesionable”, por ser un bien estratégico con aplicaciones para la energía nuclear.

Las exportaciones de LITIO en 2009 alcanzaron los 114,7 millones de USD, con los precios a la baja como consecuencia de la “crisis de la especulación” y la mayor oferta relativa del mineral, actualmente el precio promedio de los contratos a largo plazo según Industrial Minerals se ubica en USD 2.35 la libra.

Por su parte, COCHILCO estima que los costos unitarios de producción de SQM están entre 0.5 – 0.8 USD (los menores del mundo para el carbonato producido en salmueras) estableciéndose un más que atractivo margen de ganancia que ronda los USD 1.70 promedio por cada libra producida, cifra no menor si consideramos que la capacidad de producción instalada en SQM asciende en la actualidad a 40.000 toneladas anuales.

Sin embargo, la empresa SQM paga a CORFO un arriendo de USD 15.000 anual y una renta de arrendamiento correspondiente al 6,8% de sus ventas de Litio yde 1,8% a 5% por otros minerales. SCL por su parte, solo paga a CORFO una renta de arrendamiento correspondiente al 10% de las ventas de magnesio y 3% de las de cloruro de potasio.

En consecuencia, en el 2008 SQM solo aportó al Estado, por concepto de operaciones en el Salar de Atacama USD 19,6 millones. Por su parte, SCL aportó USD 1,4 millones, poco si consideramos que para ese año el precio promedio superó los USD 6.000 por tonelada métrica, según COCHILCO.

No se puede perder de vista en esta discusión que el precio del cobre en la última década pasó de 0.8 USD a 3.90 la libra (casi 400% de crecimiento) lo que explicaría en buena parte la disputa que mantiene CODELCO con la gigante Anglo American por la compra de parte de las acciones de la Disputada de las Condes.

Si tomamos como referencia que ENAMI en 1978 vendió los activos de la Disputada de las Condes a Exxon en USD 98 millones, para luego en 2001 -sin pagar un solo dólar de impuestos en todos esos años-, traspasarla a Anglo
American por USD 1.300 millones, y que tres décadas después el Estado chileno considera “buen negocio” comprar el 49% de esta gigante del cobre mundial en USD 6.750 millones, existe algo que no cuadra.

Porque entre este problema que enfrenta al Estado de Chile con Anglo American, por un lado, y la fórmula propuesta por el gobierno para dinamizar el mercado del LITIO –Contratos Especiales de Operación del Litio (CEOL)–,
existen enormes diferencias. Sin embargo, hay una similitud inmensa, fundamental. Algunos la llaman soberanía, otros, control mayoritario.

¿Por qué el Estado con una mano está tratando de recuperar participación accionaria en una empresa que en su momento le perteneció, y con la otra está ofreciendo su patrimonio en el recurso que nos podría poner a la altura de los países petroleros?

La respuesta es claramente ideológica, algunos sufren de alergia al oír palabras como regulación o empresa estatal, para ellos, una legislación que proteja los recursos chilenos como bienes nacionales es una “camisa de fuerza legal”.

Pero a la luz de los últimos acontecimientos, llámese crisis subprime o crisis de la deuda, plantear que el mercado es el protagonista primordial, que regula y corrige las imperfecciones que crea, es al menos inconducente. De hecho, la progresiva inequidad en la distribución del ingreso de nuestro país es señal inequívoca de ello.

Después de 30 años de modelo país estilo „Ladrillo de Illinois‟… ¿No sería bueno asumir errores y variar el rumbo?

Hablando en términos estrictamente económicos, ¿por qué un actor privilegiado, que cuenta con los recursos humanos y financieros para invertir se va a desprender de un negocio gigantesco con excelentes proyecciones de
utilidades durante los próximos 20 años? Y además, adoptando “voluntariamente” una posición secundaria que restringe sus beneficios sólo hasta 17,5 millones de dólares anuales aproximados.

¿Error estratégico como pasa con el cobre? ¿Nuevamente quienes deciden poseen conflictos de intereses que pudieran incentivar este tipo de transacciones?

La trama cada vez se hace más compleja y las cifras marean a cualquiera a medida que se „excava‟ en los yacimientos de LITIO. También van apareciendo nuevos hilos y antiguos personajes en medio de esta danza de millones, pero esa es otra historia.

Si el tema se mira desde el frío punto de vista del inversor, la oportunidad es inmejorable. Actualmente en el mundo no hay muchos socios como Chile, con las cuentas macroeconómicas tan ordenadas, con tantos recursos por explotar –energías limpias- y con la posición de CODELCO en el mercado. Es una apuesta segura. Un negocio para „hacerse la América‟ por todos lados.

¿Existe algún argumento que avale la tesis de que Chile, tomándolo solo como un actor más en el mercado, perdería dinero si se convierte en el principal exportador de LITIO en el mundo? ¿Y si lo elaboramos asociándonos con
nuestros vecinos para darle el valor agregado del que todos hablan y tan poco se invierte?…

La primera jugada que realizaron los político-empresarios del gobierno no fue muy glamorosa y dejó en el ambiente la sensación a “truco”, realizado en plenas vacaciones y con negociaciones que no han sido públicas, sin explicar como se llegó a este acuerdo que intenta saltarse el trámite legislativo necesario para conseguir la explotación del LITIO por las siguientes dos décadas.

Antes de firmar una „concesión Express‟ y a la medida, hay que sacar a la luz algunos detalles importantes sobre todo debido a la magnitud de los montos involucrados, estudios, valores y proyecciones, por lo menos, sin dejar pasar algunas relaciones que son llamativamente cercanas en el diseño de los CEOL.

Sin duda, la gallina de los huevos de litio no es tan grande como la del cobre. La diferencia esencial está en que aún nos pertenece a todos los chilenos y queademás posee un enorme valor estratégico, por lo mismo se debe cuidar.

Es imprescindible en los meses siguientes, diseñar una fórmula que, sin perjudicar el desarrollo de las empresas, permita al Estado recibir las ganancias de este manantial que tenemos en el jardín, aprovechando la coyuntura y las perspectivas excepcionalmente positivas.

El intempestivo apuro que ha mostrado el gobierno y algunos empresarios por licitar la explotación del LITIO durante los siguientes 20 años, obligándolos a trabajar en vacaciones no se justifica, hay tiempo para discutir el tema con la profundidad que merece un recurso estratégico que pertenece al país, porque el shock de demanda recién se producirá cuando los autos eléctricos se comiencen a masificar, lo que sucederá dentro de los próximos 3 a 5 años.

Ahora es el momento de realizar un compromiso real por respetar las reglas del juego, llámense estas sociales, ambientales o económicas. Es insano para el país que este tipo de decisiones se tomen sin un debate público, bajándole el perfil al asunto o quizás haciendo negocios familiares, porque estamos hablando de patrimonio nacional

Lo que no es negociable es que el Estado de Chile, deje de ser el principal administrador de la gallina dorada. Eso no se puede permitir. Hasta una fórmula en que se mantenga al menos el 51% de propiedad sería útil, porque si
las cosas fueran así con el cobre, lo más probable es que ahora no tendríamos problemas con los muchachos de Anglo American.

Llegó el momento de sentarse a la mesa con una visión de largo plazo, sin exclusiones y que se centre en el desarrollo global, no sólo en incrementar el PIB. Un paso que haga un antes y un después como país, que los 200 años de
independencia no sean sólo para el disfraz y la foto.

¿Por qué no creer que la tercera será la vencida? Y damos el salto de una vez por todas. Después del Caliche y del Sueldo de Chile, San Litio por favor, haznos de verdad la copia feliz del Edén.

¿O crees que los auspiciadores del reallity de turno se van a poner con tu Salud, Educación o Pensión?

La Oportunidad está en nuestras manos, todavía estamos a tiempo.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>